Fairphone ha experimentado un crecimiento exponencial convirtiéndose en una alternativa real a los Smartphones de alta gama. Sus valores son la sostenibilidad y el comercio justos, sin embargo detectamos que su packaging era mediocre y no estaba alineado con su propuesta de valor, por lo que decidimos rediseñarlo.
Decidimos hacer que el packaging no fuera solamente sostenible, sino que compensase las emisiones de CO2 generadas al fabricar el móvil. ¿Cómo? Gracias a las plantas. El packaging esta formado por dos piezas principales: La blanca es PLA (un bioplástico con muchas características sostenibles), y el cartón con semillas incrustadas (al ponerlo en remojo un tiempo las semillas germinarán y crecerá una planta). De esta forma una vez que sacas el móvil, giras la tapa de cartón, introduces tierra y poco a poco crecerá una bonita planta que nos recuerda la importancia de cuidar el medioambiente.
El PLA sirve para proteger el teléfono durante el envío, y el móvil está protegido por PAPERFOAM, un novedoso material similar al poliestireno expandido pero que se deshace en agua.
Este proyecto ha sido desarrollado junto a Sara Salamanca y Alejandro Caro de forma ficticia pero teniendo en cuenta las necesidades y características reales de Fairphone.
Back to Top